5 cosas que debes saber antes de abrir tu tienda virtual

5 cosas que debes saber antes de abrir tu tienda virtual

Crear una tienda en línea es una actividad que ha comenzado a tomar importancia en los últimos meses, sobre todo por la flexibilidad de tiempo y espacio que otorgan para realizar actividades complementarias. Considerando que en Guatemala, durante el año 2018, el primer año de comercio electronico y se estima que el mismo aumentara con un crecimiento del 50% por año, se puede suponer que las aperturas seguirán a un ritmo elevado en los próximos años.

Pero, ¿quién dijo que era una actividad fácil?

El hecho de que tu tienda sea virtual no la hace más fácil de manejar que una tienda física. Contrario a lo que piensa la mayoría, la responsabilidad aumenta ya que la flexibilidad mal manejada puede ser perjudicial. Además, con el rápido crecimiento del comercio electrónico y el aumento de tiendas virtuales con gran variedad de productos a la venta, la competencia cada día es más alta.

Es por eso que te compartiremos algunos tips para que, si estás por incursionar en el comercio electrónico sepas por dónde empezar y qué hacer para que te noten tus futuros clientes; por otra parte si ya tienes una tienda virtual y estás buscando visibilidad, tráfico y aumentar tus ventas, también pueden ser de utilidad los consejos que a continuación te vamos a brindar. Sólo recuerda que algunos pueden no ser tan efectivos para ti como para otras personas, así que debes adecuarlos a tu mercado.

Identidad del negocio

Sé sincero en cómo quieres que tu negocio sea percibido. Las personas que ingresen a tu tienda deben sentir que vendes lo que necesitan. Ten presente que la identidad de tu negocio la conforman la presentación y lenguaje ocupado en cada publicación, por lo que deben estar unificados.

Comienza preguntándote cuál es el objetivo de tu tienda, qué es lo que quieres vender y qué tipo de clientes son los que quieres que la visiten, para hacer metas a corto, mediano y largo plazo a cumplir.

En cuestiones gráficas determina si el nombre y logotipo de tu tienda corresponden a lo que vendes y si tu nicho de mercado lo va a percibir de esa manera (lo puedes hacer mediante un estudio de mercado breve en redes sociales). Jugar con los nombres es bueno si tiene un sentido, pero “sólo porque me gusta” no debe ser un factor determinante para ponerle un nombre a tu tienda. Tienes que estar seguro que es atractivo, llamativo y fácil de recordar, sin que necesariamente sea breve.

Ser original en esta parte es esencial, no caigas en lo tradicional si quieres que tu tienda sea extravagante; por el contrario si tu negocio va dirigido a un nicho de mercado más tranquilo y tradicional no utilices nombres o frases muy originales y creativas.

El producto

Para saber a quién venderle, debes saber qué vendes y conocer sus características, por qué es importante o útil para una persona y cuál es la mejor manera de promoverlo. Para ello, te recomiendo que lo pongas a prueba en un grupo de enfoque en donde permitas que experimenten con él y piensen en qué podría mejorar su día; si coincide con tu punto de vista,  felicidades, de lo contrario no replantees el producto sino tu público objetivo. Quizá no es el indicado y tengas más oportunidades en otro nicho de mercado.  

Cuando estés seguro de tener el producto que será todo un éxito, diseña una imagen acorde a su identidad. “Vístelo” bien, en un empaque llamativo y cómodo. Recuerda que lo que vendes se debe enviar a otros destinos, así que la envoltura debe: ser fuerte, protegerlo y de las dimensiones correctas para disminuir costos de transporte.

Además realiza la descripción de cada uno siempre pensando en lo que la gente espera de él. Se muy obvio con los beneficios que ofrece y “enamora” a su futuro comprador diciéndole que hará para facilitar o mejorar su vida. Te recomiendo que seas lo más veraz posible, mostrando sus características (técnicas y físicas) de una manera muy clara.

Atención a clientes

El nivel de atención que prestes a tus clientes potenciales es esencial para cerrar el trato y convertirlos en clientes permanentes.

Procura responder todas sus dudas y comentarios de manera que los invites a realizar la compra del producto. El seguimiento que le des a esto es importante para generar una relación a futuro y tener un cliente satisfecho y feliz.

Para que esto suceda debes contar con un chat en vivo que te permita un acercamiento con ellos y sobre todo, ofrecerles la posibilidad de respuesta en tiempo real.

Las redes sociales también forman una parte importante en este punto. Actualmente estos recursos sirven como el principal centro de apoyo para el usuario, pues ahí es donde pueden manifestar sus quejas, sugerencias y a su vez, externar felicitaciones y agradecimientos.

Utiliza herramientas para optimizar tu manejo de tiempo en Twitter y Facebook, las dos principales redes sociales del momento, pero no te olvides de algunas como Instagram, Pinterest o Youtube, que le darán un empujón a tu empresa en cuanto a compartir contenido multimedia.

Diferentes posibilidades en envío

Como lo comentamos previamente, el método de envío es primordial para que tu cliente decida si adquirir un producto contigo es lo mejor. Investiga cuales son los medios de envío que más le convienen a tus clientes, tanto en precio como protección del producto y rapidez, y elige el más adecuado.Posiblemente algunas empresas de paquetería tengan restricciones, así que debes preparar otras opciones.

Un método para generar más ventas es ofrecer envíos gratuitos si la compra supera cierta cantidad monetaria. Ofrece esta oportunidad en temporada alta, para que tus ingresos absorban los gastos de envió y aún tengas ganancias. 

Considera que puedes realizar ventas a diversos lugares del país, e incluso superar fronteras. Así que revisa permisos de exportación, costos arancelarios y cambios de moneda para que tu cliente y tú siempre salgan beneficiados.

Descuentos y promociones

Existen temporadas que te brindarán la posibilidad de integrar promociones y descuentos a tu tienda virtual, ya sea directamente en tu sitio o por correo electrónico. Debes elegir bien la cantidad que vas a descontar de los precios regulares para no sufrir pérdidas.

Los cambios de temporadas son una excelente oportunidad para vender con descuentos, los productos que quieres reemplazar por algunos nuevos o que, por algún motivo no tuvieron gran aceptación. Haz ventas especiales en fechas específicas y envía promociones a tus clientes más antiguos por correo electrónico.

También puedes crear cupones de descuento canjeables en la compra de cualquier producto, pero procura que sean para los más fieles a la marca.

Tip extra

Como recomendación final, no olvides realizar un proceso de seguimiento post venta. Si quieres que un cliente te considere como opción en su próxima compra, debes estar presente aun después de que haya recibido su compra. Interésate por su opinión sobre el desempeño del producto, pregúntale si llego en buenas condiciones, si cuenta con alguna queja durante el proceso de compra o si tiene alguna recomendación para mejorarlo. Aun pasado el tiempo, sigue enviándole promociones que lo inviten a comprar de nuevo en tu tienda y quizá se convierta en cliente fiel de la marca.